Solo Dios sabrá – Daniel Calderón
Jorge Celedón – Portoviejo – Ecua
Perdóname – Osmar Pérez
Mi propia historia – Silvestre Dangond y

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *