La cantante Ana del Castillo rompió su silencio y afirmó que denunciará a Juan Mindiola

......



“El me pasó el carro por encima”, dijo la cantante Ana del Castillo a la televisión nacional y afirmó que denunciará penalmente a Juan Mindiola, quien manejaba la camioneta el pasado miércoles 20 de febrero, día que sufrió el accidente en Valledupar.

Explicó la joven artista que ella hizo un pacto del silencio, pero vió que Juan Mindiola incumplió su promesa y por eso decidió contar la verdad.

Asimismo, comentó que, durante la parranda del día anterior, compraron varios energizantes y Mindiola le echó una pastilla llamada cristal y le dijo “te vas a sentir diferente”.

Relató que el día del accidente, tuvo ganas de orinar; se bajó de la camioneta Fortuner y Mindiola, quien conducía bajo los efectos del alcohol. “El me pasó el carro por encima” reiteró Ana, quien mostró fotografías con raspones en una de sus piernas.

En el momento del accidente, se aprecia en los videos, que Juan Mindiola, bruscamente le echa la cara hacia atrás para que le pongan un cuello ortopédico, pero también le dice: “no digas nada”. Ana manifiesta que todo el tiempo Juan la llamó y le insistía “no digas nada”.

Ana del Castillo, permaneció dos días intubada por sus problemas en los pulmones y luego se recuperó.

Reconoció que fue un error organizar una rueda de prensa, porque no se sentía bien mentalmente. Finalmente, no asistió y su manager dio explicaciones; igualmente reconoció que fue otro error montar un video cantando donde va sin el cinturón de seguridad y pidió disculpas a sus seguidores.

Recriminó a Juan Mindiola y le dijo “que feo que saques provecho de mi dolor y vayas a lanzar una canción. Esto no se va a quedar así. Casi me acabas la vida”.

Indicó que ha sido atacada y tratada como masoquista; que, por mujeres como yo, hay asesinatos, maltratos; “por eso lo voy a denunciar”, finalizó Ana del Castillo.

Por su parte Juan Mindiola manifestó “yo voy manejando y ella tiene ganas de escupir, vomitar, yo voy frente al timón; la veo, sigo manejando y vuelvo a mirar y ya no estaba en el carro. Frené, la vi por el retrovisor, vi sus piernas; le pregunté: qué pasó, qué hiciste; ella mismo se para y brindando se va para el carro”.

SIGUE A INTERVALLENATO.COM EN :
@intervallenato


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *